/
31 mayo, 2018

Un gran proyecto para conectar los espacios verdes de León

¡Comparte!

Una interesante iniciativa del Ayuntamiento de León para construir hasta un total de 12 corredores verdes en la ciudad ha recibido el premio a la mejor labor realizada entre distintas administraciones en el planeamiento de proyectos de parques y jardines que concede cada año la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos, durante su 45 congreso anual celebrado en Estepona.

El proyecto premiado denominado precisamente “Corredores verdes” es un proyecto para construir 12 sendas en el municipio, que se agrupan en cuatro categorías. Por un lado están aquellos de acceso a la ciudad, que la conectan con los entornos naturales que la reodean. Por otro lado, las que transcurren por itinerarios culturales como el Camino de Santiago. Otro grupo son los que refuerzan los corredores naturales que ya existen en la ciudad, como el Río Bernesga y el Torío y, por último, los destinados a crear nuevos corredores para la movilidad urbana sostenible.

Algunos de estos proyectos cuentan ya con una financiación asignada en los presupuestos municipales, dentro del proyecto de desarrollo sostenible León Norte, para el que se ha contado con ayudas de Fondos Feder de la Unión Europea.

El Ayuntamiento también dispone de financiación de la Junta para la creación de jardines y de diversos espacios complementarios para la práctica de distintos deportes como el mountain bike o el skate. En su conjunto, los proyectos prevén la creación de 39 kilómetros de jardines lineales.

La importancia de los corredores verdes urbanos, además de crear nuevos espacios verdes, es su carácter de pasillos de vegetación que permiten unir zonas naturales de la ciudad ya existentes que de otro modo permanecerían desvinculadas, y que dan así continuidad a los espacios verdes. Esta continuidad hace posible la viabilidad de los ecosistemas, el mayor desarrollo y variedad de la vegetación e incluso el aumento de la presencia de fauna e impide que los espacios verdes existentes, al no estar aislados, no se vayan degradando progresivamente.

A diferencia del medio natural, donde este espacio ya existe y solo hay que conservarlo, en la ciudad se trata de desarrollar esta función natural en espacios que son susceptibles a cumplir esta función. Por ello es necesario tener en cuenta algunos factores como la disponibilidad del espacio, las características del propio medio urbano en el que se vaya a desarrollar o incluso la movilidad y la accesibilidad que va a tener el corredor.

Los beneficios que aporta un corredor verde urbano son múltiples. Entre ellas se encuentra la de aumentar la biodiversidad dentro de un entorno urbano y dar continuidad a espacios verdes, que de otra forma no tendrían relación alguna. Así mismo, se pretende incrementar la vegetación para ayudar a disminuir la polución que sufren las grandes ciudades y ayudar a que no se formen islas de calor urbano en las ciudades más pequeñas. Estos corredores verdes son capaces de transformar las ciudades y vías contaminadas en espacios libres de polución.

Otra de las características de estos corredores verdes urbanos es la contribución que hacen a la generación de microclimas, ya que la radiación que reciben la convierten en energía química y reducen la emisión calórica. Del mismo modo, la sombra que proyectan las plantas y árboles que componen los corredores incrementan el confort ciudadano y mejora las condiciones de entorno de los edificios, lo que provoca un menor consumo energético por la climatización. Así mismo, la creación de corredores verdes representa una forma eficaz de luchar contra la isla de calor. Al necesitar suelo permeable necesariamente se reduce la presencia de asfalto.

Los corredores verdes también están relacionados con un modelo de ciudad más sostenible, ya que facilitan el desplazamiento a pie y en bicicleta por lo que se reduce el uso de coches y transporte público.

Todas estas ventajas hacen que este proyecto que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de León sea un proyecto digno de elogio y un ejemplo a seguir por otras ciudades. Queda esperar a ver sí la ejecución se gestiona de forma eficiente, en plazos razonables y sin crear desequilibrios importantes en las finanzas municipales, pero de momento solo cabe aplaudir esta iniciativa.

Diego Jalón

Deja un comentario

captcha

Publicar comentario