Madrid una ciudad satisfecha con su agua y su transporte

Los ciudadanos de Madrid valoran sus servicios municipales en línea con la media nacional de la encuesta OSUR. Sin embargo, esta nota media es en cierto modo engañosa, ya que el agua y el transporte son muy bien apreciados, el resto de los servicios, la recogida de basuras, el cuidado de parques y jardines y la limpieza viaria reciben valoraciones bajas, del 50% de ciudadanos satisfechos en el caso de las basuras y por debajo en los otros dos servicios. Mientras que en Madrid el 63% de los vecinos están satisfechos con sus servicios municipales y un 21% insatisfechos, la media nacional se sitúa en el 62% y 21% respectivamente.

Como medida de este fuerte contraste entre los distintos servicios, podemos señalar a modo de ejemplo que el agua, tradicionalmente apreciada en Madrid, que la recibe del Lozoya desde el siglo XIX obtiene una nota especialmente alta en cuanto a su calidad, con la que le 92% de los ciudadanos se muestran satisfechos. En el lado opuesto, el 61% se quejan de la limpieza de calles y aceras y el 68% de la presencia de excrementos de mascotas en las calles.

El Barómetro OSUR mide, por primera vez en España, los índices de satisfacción y la evolución de la valoración ciudadana de los servicios públicos municipales. La muestra, con 5.262 encuestados de 18 a 79 años, es muy representativa y fiable y se ha realizado en el mes de julio en las 30 ciudades más pobladas de nuestro país. El desarrollo técnico ha sido realizado por IPSOS, bajo la dirección de los expertos de OSUR.

Como explica el director general de OSUR, Ramiro Aurín, “los datos revelan que los ciudadanos de Madrid tienen una percepción muy positiva tanto del suministro de agua como del transporte y muy negativa de los otros tres servicios: limpieza y mantenimiento del espacio público y la recogida de basuras. A pesar de que la percepción sobre la evolución de este último servicio está muy polarizada (30 a favor y 30 en contra) es probable que el nuevo contrato firmado, mejor dotado y más realista, provocará un cambio de percepción en los próximos meses. De hecho, la valoración de la operación del servicio es muy buena, pero cae por una muy mala nota de la atención en casos de incidencias”.

Aurín también señala que “es interesante constatar cómo los ciudadanos saben separar la excelencia del servicio del Canal de Isabel II de los problemas de corrupción política”, y añade que “la limpieza y mantenimiento de los espacios públicos es sin duda la asignatura pendiente en una ciudad emblemática y monumental como Madrid, en la que el turismo es una importante fuente de ingresos y el recorrido de mejora es muy amplio”.

El suministro de agua, que en Madrid depende de la empresa pública Canal de Isabel II, es el servicio mejor valorado por los ciudadanos, y un 68% se muestran satisfechos. Entre los distintos aspectos que componen el servicio, el mejor valorado es la calidad del agua suministrada, con un 92% de opiniones positivas, seguido por la gestión con buena presión, ausencia de cortes y buen funcionamiento del contador, con el que el 82% de los madrileños están satisfechos. También el alcantarillado recibe un 60% de satisfacción. La nota global del servicio se ve lastrada por dos aspectos en los que hay muchas posibilidades de mejora, que son la factura que emite la empresa suministradora (55%) y el servicio de atención al cliente que se queda en un 47% de ciudadanos satisfechos.

Tras el suministro de agua, los servicios mejor valorados son el transporte público, con el 66% de aceptación; la recogida de basuras y residuos, con el 50%; el cuidado de parques, jardines y espacios públicos con el 46% y en último lugar, los servicios de limpieza viaria, que reciben un nivel de satisfacción de apenas el 34%.

En el transporte público, que ha sido valorado positivamente por un 66% de los ciudadanos, los aspectos más apreciados son el estado y la limpieza de los vehículos, con un 78% de satisfacción; el acceso a los barrios con un 71% y la frecuencia de los horarios del metro, también con un 71%. Hay que señalar que en Madrid, mientras que el servicio de autobuses urbanos depende del Ayuntamiento, tanto los autobuses de periferia que conectan la ciudad con los municipios vecinos, como el Metro y el Metro Ligero, dependen del Consorcio Regional de Transportes, cuya gestión coordina la Comunidad de Madrid.

En la recogida de basuras y residuos, que recibe una puntuación de los ciudadanos de Madrid de un 50% de satisfacción, lo más valorado es la frecuencia de la recogida, con el 69% de aceptación; le sigue la dotación de los equipos de recogida de basuras y residuos con un 61% de opiniones positivas y el servicio de contenedores de recogida selectiva, con el 60% de aceptación general. En el momento en el que se realizó esta encuesta, el servicio de recogida de basuras estaba pendiente de renovación de la concesión y esta renovación ya se ha producido.

La conservación de espacios públicos y la limpieza viaria son los servicios peor valorados con un 46% y 34%, respectivamente. Madrid es la cuarta ciudad de las 30 en las que se ha realizado la encuesta que peor nota recibe en la limpieza de las calles, detrás de Jerez, Alicante y Alcalá de Henares. En el caso de la conservación de espacios públicos, lo que mejor valoran los ciudadanos es la calidad de las instalaciones con un 53%; el equipamiento de los parques para distintas edades (52%) y el cuidado de las zonas verdes (50%).

La limpieza viaria recibe en Madrid un 54% de opiniones negativas y solo un 34% de positivas, lo que sitúa a la capital de España como la cuarta ciudad con peor puntuación en este servicio de las 30 que han participado en la encuesta. La presencia de excrementos de mascotas, como en muchas otras ciudades, es el aspecto que más molesta a los ciudadanos con un 68% de insatisfacción, seguido de la limpieza de aceras con un 61% de opiniones negativas.