/
27 marzo, 2017

Las ayudas para sustituir los sistemas de alumbrado no pueden ser sólo económicas

¡Comparte!

El Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial-IVACE ha publicado la concesión de instrumentos financieros como préstamos bonificados y subvenciones, para la ejecución de medidas de ahorro y eficiencia energética en los sistemas de alumbrado público exterior en los municipios de la Comunidad Valenciana para el ejercicio 2016.

Entre las medidas de ahorro y eficiencia energética que se pueden aplicar, se encuentran la sustitución de lámparas y luminarias por otras de mayor eficiencia energética o la implantación de sistemas de regulación del flujo lumínico y de los encendidos y apagados de los puntos de luz, que con las nuevas tecnologías actualmente disponibles se pueden adecuar a lo largo de todo el periodo nocturno a las necesidades reales de iluminación de las vías, es decir que la iluminación aumente o disminuya en función de si alguien pasa por la calle.

Aunque estas actuaciones son muy interesantes para los ayuntamientos, los municipios pequeños, sobre todo los situados en zonas rurales, no disponen ni de los medios técnicos necesarios, ni de suficiente presupuesto para acometerlos. Desde el IVACE, se pretende incentivar la renovación de los sistemas de alumbrado público con criterios de eficiencia energética, introduciendo los nuevos avances tecnológicos en materia de iluminación viaria en estos municipios, mediante la concesión de préstamos bonificados sin interés, que también pueden ser combinados con una subvención a fondo perdido.

Con esta medida, se busca facilitar la ejecución de los proyectos de reforma del alumbrado exterior municipal, con el fin de conseguir una reducción de su consumo eléctrico y disminuir las emisiones de dióxido de carbono asociadas.

Pero este tipo de proyectos tienen una componente técnica importante y los ayuntamientos pequeños no suelen estar preparados ni contar con los conocimientos ni el personal especializado necesario para diseñar los nuevos sistemas de forma adecuada, por lo que las simples ayudas o subvenciones pueden resultar insuficientes para que se animen a ponerlos en marcha. O pueden hacerlo pero no de la forma adecuada, con lo que los resultados no serán los esperados.

La iniciativa de la Comunidad Valenciana, que sin duda va en el buen sentido, ya que la sustitución de luminarias antiguas por otras más eficientes es una formidable medida de ahorro y contribuye a la reducción de emisiones y a la mayor eficiencia energética, puede resultar insuficiente.

Para que funcionen adecuadamente, estos planes deberían no sólo contar con ayudas económicas, sino con ayuda y asesoramiento técnico para que los ayuntamientos pequeños puedan llevarlas a cabo. Es necesario que se contemple ya sea un asesoramiento institucional desde la Comunidad o mecanismos para que empresas privadas colaboren con los ayuntamientos en el diseño, la ejecución y el mantenimiento de los nuevos sistemas.

Deja un comentario

captcha

Publicar comentario