Informe sobre presupuestos municipales 2010-2018

Alicante reduce su inversión en servicios públicos en la última legislatura y pierde transparencia

  • Un informe del Observatorio de los Servicios Urbanos (OSUR) analiza los presupuestos de 21 ciudades españolas entre los años 2010 y 2018
  • Los gastos en bienestar comunitario se han reducido desde los 199 euros de 2012 hasta los 130 euros en 2017
  • Todos los servicios bajan su gasto por habitante menos la vivienda

Alicante, 4 de enero de 2019 –. El gobierno de la ciudad de Alicante ha rebajado el gasto municipal en casi todas las partidas, según las cifras de la AIReF. Así se desprende de un informe elaborado por el Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR) en el que se analiza la evolución de las cuentas municipales entre los años 2010 y 2018 para 21 ciudades españolas en base a cifras oficiales[1]. El primer problema que se detecta en la gestión presupuestaria de Alicante es la falta de transparencia: desde 2016 no hay datos de gasto en las bases de datos del Ministerio de Hacienda, por lo que se han recogido los disponibles en la AIReF. Estos datos alcanzan hasta el 2017, lo que en Alicante, donde en abril de 2018 hubo un cambio de gobierno municipal, es suficiente para valorar ese primer gobierno de la legislatura.

Según el análisis realizado por OSUR, los principales gastos presupuestarios del Ayuntamiento de Alicante, fueron bienestar comunitario –que engloba alcantarillado, abastecimiento de agua potable, recogida, gestión y tratamiento de residuos, limpieza viaria, cementerios y servicios funerarios, alumbrado público y protección al medio ambiente- (130 euros/habitante); seguridad y orden público (78,55 euros/habitante) y transporte público (50 euros/habitante) en 2017.

Las cifras de la AIReF reflejan que el gobierno de Alicante ha rebajado el gasto en casi todas las partidas. Por un lado, rebajó el gasto en bienestar comunitario en 2017 a 130 euros por habitante, muy por debajo de los 199 de 2012. Si entramos en detalles la limpieza viaria es el garbanzo negro para los ciudadanos, mientras que la empresa mixta de abastecimiento de agua ha mantenido sus inversiones.

En cuanto a medio ambiente, el gasto en Alicante cayó hasta los 0,93 euros por habitante en 2017, una bajada notable si se tienen en cuenta las cifras de 2013 (2,8 euros/habitante). En seguridad y movilidad ciudadana pasó lo mismo y en dos años se pasó de 150 a 143 euros por habitante.

Por último, el gasto en educación se ha mantenido prácticamente en los mismos términos, con una media anual de inversión de 34 euros habitante, por debajo de la media del conjunto de ayuntamientos analizados, que está en 50,15 euros/habitante.

Solo el gasto en vivienda aumentó significativamente, desde 3,3€ por habitante hasta 7,83, que en valor absoluto sigue siendo poco, con la complicación añadida de no saber si, como han hecho otros ayuntamientos de esas coaliciones, se ha eliminado la colaboración público-privada en la construcción de vivienda pública.

Para Ramiro Aurín, director general de OSUR, “Alicante ha vivido en el lío político hasta el cambio de gobierno municipal en 2018, ello se refleja en una gestión poco transparente y que ha ido reduciendo los presupuestos para casi todos los servicios”.

Estudio en 21 municipios españoles

El Observatorio de los Servicios Urbanos (OSUR) ha analizado 21 partidas presupuestarias de 21 ciudades españolas y sus diferentes gobiernos entre los años 2010-2018. De los datos se desprende que la irrupción de los partidos del cambio en los gobiernos municipales ha variado poco el gasto respecto a los partidos tradicionales.

Así, por ejemplo, la inversión en educación es ligeramente superior en 2018 por parte de los gobiernos tradicionales, con 47,63 euros por habitante frente a los 46,18 euros de los nuevos actores.

En el apartado de bienestar comunitario -que engloba servicios como gestión de residuos, limpieza viaria, abastecimiento de agua, alcantarillado, servicios funerarios, alumbrado y la protección del medio ambiente- no hay diferencias remarcables entre ambos ayuntamientos. Así, si durante la legislatura anterior los gobiernos tradicionales se situaban ligeramente por debajo en inversión 130,77 euros de media entre 2012 y 2014, actualmente estos invierten 153 euros/habitante de media anual frente a los 151,63 de los gobiernos municipales del cambio. Bilbao es la ciudad que más gastó en suministros básicos mientras que Valladolid se sitúa en el lado opuesto (245 vs 100 euros por habitante).

Madrid es la que más invierte en vivienda pública con 40 euros por habitante, el doble que Barcelona.

Sobre OSUR – AESP

El Observatorio de Servicios Urbanos (OSUR) es una plataforma perteneciente a la Asociación por la Excelencia de los Servicios Públicos (AESP) que quiere convertirse en altavoz de las opiniones de los ciudadanos sobre sus servicios municipales. Queremos defender los intereses de los contribuyentes para que reciban servicios de excelencia en los aspectos más cotidianos de su vida diaria, que son precisamente los servicios que deben prestar los Ayuntamientos. Desde OSUR ponemos el foco en analizar cómo se prestan los servicios de limpieza, transportes, agua, iluminación y otros servicios que dependen de los Ayuntamientos.

[1] Presupuestos consolidados salvo el de 2018

 

Más información

Gabinete de prensa OSUR

prensa@osur.org

Telf. 662 579 506

Más información: www.osur.org

Twitter: https://twitter.com/osur_observa

 

Descargar nota de prensa